La planeación es un proceso básico que debe efectuar de manera frecuente una empresa para tener un orden y una estructura que permitan su crecimiento. Aunque se debe practicar de manera constante, es fundamental tener un proceso de planeación cada año en las empresas y darle seguimiento al menos una vez cada trimestre.

Algunos de los beneficios de una planeación anual en la empresa son:

  • Reduce la incertidumbre y disminuye el riesgo: Al tener metas claras, prever los cambios del entorno y señalar cómo actuar ante determinadas circunstancias, la planeación puede ayudarnos a minimizar el miedo de perder la estabilidad en la empresa.
  • Genera eficiencia: Al establecer objetivos y definir de manera asertiva las prioridades, la planeación ayuda a enfocar mejor las acciones, evita distracciones e improvisación y optimiza el uso de los recursos de la empresa.
  • Genera compromiso y motivación: Asegura que todas las partes involucradas sepan lo que se espera de ellas, las hace responsables de sus propias metas y con esto genera la inspiración necesaria para que alcancen sus objetivos. 

La planeación anual dentro de una empresa puede realizarse en cualquier momento. Es importante inspeccionar de manera trimestral esta planeación. Hacer ajustes a metas y objetivos es una excelente práctica, ya que hay diversos factores que pueden ocasionar que las cosas no vayan como se había previsto.

He seleccionado cuatro pasos fundamentales para crear un plan anual efectivo:

  1. Definir prioridades: Es importante iniciar por las prioridades que se tienen para el año; de ahí se establecerán las áreas de enfoque y en lo que no debemos perder tiempo, dinero y esfuerzo.
  2. Fijar metas y objetivos: Tener claro hacia dónde queremos ir y cómo vamos a hacerlo es la base del crecimiento para cualquier empresa. En este punto es importante mencionar que toda planeación debe ser monitoreada de manera permanente.
  3. Creación de presupuestos: Hecho lo anterior, tenemos que determinar cuánto es lo que podemos invertir para alcanzar las metas y cuáles son las áreas específicas para hacerlo.
  4. Formulación de estrategias: Una vez teniendo claro todo, podremos definir las acciones por ejecutar alrededor de los presupuestos en tiempo y forma.

Sin embargo, antes de realizar la planeación anual, es muy importante tener en claro cuál es la identidad de la empresa, cuáles son sus áreas de oportunidad y qué propósitos persigue.

Share:

Directora de Vissione Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *