“En una crisis necesitas un sistema que pueda impulsar la transformación rápidamente” – John Doerr, Measure What Matters.

Hace pocas semanas subí a mi nuevo canal de YouTube, mi primer video llamado: ¿Qué es el éxito sin el fracaso? En él mencioné dos conceptos que me gustaría abordar rápidamente en este artículo al que Coparmex Jalisco me invitó, los cuales son micro-wins y momentum.

El primero creí que me lo había inventado yo, pero resulta que ¡para nada! Lo acuñaron Teresa Amabile y Steven Kramer en su libro The Progress Principle, libro que no conocía al crear mi video y a la fecha apenas empezaré a leer. El segundo concepto habla sobre sostener, que algo siga en marcha por inercia, ambos para mí se relacionan perfectamente y son resultado uno del otro.

Para explicarlo mejor, hablaré con base en mi experiencia como emprendedor y lo que aprendo de la experiencia de otros, incluyendo a mis clientes (es súper necesaria la segunda). 

Resulta que estamos viviendo una crisis económica, justo al momento de una crisis de salud a nivel global, una a consecuencia de la otra. Como yo lo vivo es, que al momento, mis clientes no tienen la capacidad de pago para comprar lo que ofrecemos en mi empresa y en cadena nos afecta financieramente, eso conduce a que yo sienta que, como equipo, no lo estamos haciendo bien; que no estamos generando un valor que incluso con deudas motive a mi cliente a pagar o, que tal vez, está mal pensada la estrategia y tenga que cambiarla. Como mis clientes lo viven es, que fuera de no poder pagarme a mí, no tienen dinero para pagar a su equipo y, un equipo que ve que el barco anda mal, se siente desprotegido y baja su motivación. A nosotros también nos pasa y casi apuesto que a ti que estás leyendo, también te sucede.

Esto se vuelve un ciclo vicioso:

  • No tener dinero desmotiva al emprendedor, al empresario y a su equipo.
  • Un equipo desmotivado no es suficientemente productivo ni creativo para salir con una nueva solución al problema.
  • Un equipo sin soluciones a los problemas no genera dinero, de vuelta al paso 1. 

Entonces, me parece que hay que trabajar en esa “desmotivación” primero, y no me refiero a proponer una motivación inflada de ”tu puedes” sino a desarrollar una motivación intrínseca, pero ese término es muy amplio y es para extender otro tema; algo que destaco ahora es que para lograr una motivación intrínseca se debe tener una sensación de progreso.

“El progreso puede elevar la vida laboral, incluso si parece solo un pequeño paso adelante; podrías llamarlo una pequeña victoria”, así lo dice Teresa Amabile en una TEDx que dió en el 2011 y tiene demasiada razón.

Plantealo en tu situación, cualquiera que tengas. ¿Sentir que estás ganando constantemente, no te ayuda a querer seguir dándole para ganar más? O, al contrario, avanzar, pero sin sentir que ganas ¿te sigue impulsando o te detiene? Me parece que todos debemos tener esa satisfacción de logro desbloqueado o micro-wins, y así lo respaldan varias investigaciones.

Ahora, cualquier proceso lleva tiempo y es cuando me pongo a recordar que cuando yo planeaba algo a largo plazo esperaba sentir el logro hasta el término de esa fecha límite y, a veces, a la mitad del proceso la situación me hacía cambiar todo 180 grados y pues, nunca logré ese plan al 100. La crisis nos ha obligado a todos a cambiar nuestros planes de pronto, y si bien no podemos cambiar la crisis o su efecto (a menos que trabajes en esa industria), sí podemos cambiar el parámetro que concebimos para lograr esos planes u objetivos.

Lo que te propongo es crear estrategias accionables a máximo 3 meses y revisar esos micro-wins cada semana o dos semanas, de esta forma podrás generar momentum, que significa que algo va en movimiento por inercia, adquiere velocidad y es difícil detenerlo (algo vital en los emprendimientos), y además te ayudará a crear un sistema de transformación rápido. De mí te acuerdas que cuando vuelvas a tener un problema se facilitará accionar el cambio ágilmente y te desmotivarás menos porque sientes wins más constantemente.

Así que concluyo recomendando: 

  1. Ejecuta estrategias de no más de 3 meses.
  2. Percibe los micro-wins personales cada 1 a 2 semanas.
  3. Transmite esta manera de operar a tu equipo, si lo tienes.
  4. Busquen que la métrica a medir sea el momentum que generan.

No soy gran sabio pero como dije he aprendido de otros y de mi experiencia, cuando un equipo se ve en crisis esto los hace darle vuelta a la página y continuar, y fuera de estar o no en una crisis, el proceso es siempre así, es arduo y de trabajo, entonces en el proceso hay que sentir satisfacción de ganar constantemente. 

Mucho éxito, ya me contarás como te va este año, ¡rómpela!

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *