Si tienes los mismos pensamientos y sentimientos, seguirás creando la misma realidad de siempre. Si puedes aceptar esto como una posibilidad, por lógica tendrás que aceptar que lo siguiente es posible: para crear en tu mundo personal algo distinto de aquello a lo que estás acostumbrado, debes cambiar tu rutina diaria de pensar y sentir.

De lo contrario, si piensas y sientes siempre igual que el día anterior y el otro que lo procede, seguirás creando las mismas circunstancias en tu vida, y te generarán las mismas emociones de siempre, lo cual te condicionará a pensar de acuerdo con esas emociones.

Esta situación se parece a la típica imagen de un hámster dando vueltas en una rueda. Mientras piensas constantemente en tus problemas (consiente o inconscientemente), sólo estás creando más dificultades de la misma clase. Tal vez piensas tanto en ellos porque fueron tus pensamientos los que los han creado. Quizá te parecen tan reales porque siempre te producen esos sentimientos tan conocidos que generaron tus problemas. Si insistes en pensar y sentir de acuerdo con las circunstancias de tu vida, estás consolidando esa realidad en concreto.

Para cambiar tu vida, cambia tus ideas sobre la realidad. Hasta que no veas tu realidad actual de otro modo, cualquier cambio que hagas en tu vida será superficial y efímero. Si deseas obtener los resultados deseados de forma duradera, debes cambiar tu idea del por qué ocurren las cosas. Para lograrlo tendrás que abrirte a una nueva interpretación de lo que es real y cierto.

Tienes que abandonar las ideas limitantes que te han inculcado durante años de manera consciente o inconsciente. En cuanto adquieras una nueva forma de pensar de lo que se compone la realidad, la antigua idea que vivías en esta ya no tendrá cabida en ti. Prepárate para cambiar algunas ideas que llevas cargando durante años como: 

  • No sé qué quiero.
  • No sé por dónde empezar.
  • No tengo tiempo.
  • No tengo dinero. 
  • No es el momento ideal.
  • No sé si sea capaz.
  • Me da mucho miedo.
  • No quiero fracasar.
  • No sé cómo hacerlo.
  • No inicio hasta que todo sea perfecto.

Cuando empieces a aceptar esta nueva visión del mundo, cambiará incluso tu condición de ser humano. Espero que no sigas siendo la misma persona ahora que sabes que puedes modificar tu chip de fábrica. 

Es evidente que te estoy planteando un reto, pero quiero que sepas que te entiendo perfectamente, yo también tuve que desprenderme de lo que creía que era cierto y lanzarme a lo desconocido. 

Share:

author

1 Comment

  • Horacio Plascencia Godoy, 22 julio, 2021 @ 3:29 pm Reply

    Hola Diego muy cierto,hay ocasiones en qué tenemos que cambiar nuestra manera de hacer las cosas,me encuentro en este punto,tus palabras llegan en el momento indicado,muchas gracias.saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.