Durante todos mi años como joven empresario y conferencista he sido partidario de la frase: “emprender no es para todos”, pero, parte de lo que nos ha traído esta pandemia por Covid-19 me ha hecho replantearme está frase y pensar si en realidad el “emprender” sí puede ser para todos, siempre y cuando esto sea la “última alternativa”.

A poco más de un año de la pandemia en México, de los 12 millones de empleos perdidos oficialmente, cerca de 3 millones siguen sin restituirse. Y sí a esto le sumas que los empleos recuperados no necesariamente cuentan con las mejores condiciones salariales, creo que aún estamos algo lejos de recuperarnos del golpe. Y la pandemia, aún sigue.

Entonces, creo que la pandemia orilló a muchas personas que nunca creyeron tener que salir a “vender” y convertirse en sus propios jefes o “emprendedores” a salir para lograr llevar alimento y cubrir todas las necesidades del hogar. Esto se puede sustentar en el gran aumento que tuvo el e-commerce en México, antes de la crisis sólo había 3 de cada 10 compradores en línea, ahora son 7 de cada 10 los que ya son compradores recurrentes en línea.

Desgraciadamente, también hay un lado de la moneda que hay que considerar en todos estos “nuevos” emprendimientos. La formalidad o “fiscalización”. Muchos de estos “nuevos” emprendedores simplemente encontraron una manera de sobrellevar la crisis con un modelo de negocio que muchas veces no se encuentra cimentado en la formalidad, por desconocimiento, por “facilidad”, por oportunismo o por lo que sea. Y es ahí donde mi cuestionamiento sobre si “emprender no es para todos” sigue siendo una realidad aún en tiempos de crisis. Porque aquellos verdaderos emprendedores, aquellos que en realidad quieren generar un cambio en su comunidad, en su estado, en su país, aún sabiendo los desafíos que conlleva formalizar un negocio, lo hacen de la manera correcta aún en tiempos de crisis.

¿Y tú qué opinas, emprender es o no es para todos?

Los invito a reflexionar una última cosa, a pesar de las crisis y los aciertos o desacuerdos del gobierno, nosotros, los empresarios y emprendedores debemos lograr ser esos generadores de cambio desde nuestras trincheras, porque en México, ¡sí se puede!.
Share:

author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.