Con el objetivo de presentar un panorama de lo que es y puede ser el ecosistema emprendedor mexicano, Distruptivo.TV, LID Business Media, Premio Cemex Tec y profesores del Tec de Monterrey se unieron para la edición de un libro en el que presentan diez casos de éxito de empresas sociales que conjuntan un próspero modelo de negocio con el impacto social y el cuidado ambiental: México, diez emprendedores sociales. Un libro de diez empresas empeñadas en cambiar al mundo.

Hoy, más que nunca, nuestra sociedad comienza a cambiar la historia al asumir sus responsabilidades con el desarrollo humano, el medio ambiente, la solidaridad comunitaria. Uno de los motores esenciales de esta transformación es el emprendimiento. Son empresas ejemplo del nuevo paradigma de cómo deben de ser los negocios en el siglo XXI, un modelo que beneficia a la sociedad en general y al medio ambiente.

Cada vez existen más programas que impulsan la creación y desarrollo de empresas sociales, como incubadoras, aceleradoras, programas universitarios y fondos de inversión; sin embargo, no había en librerías, en México, un texto que documentara la historia, modelo de negocio y, sobre todo, la experiencia que ha llevado a los emprendimientos sociales a lograr sus objetivos.

Para la creación de México, 10 emprendedores sociales, los directores de obra, Juan del Cerro de Disruptivo.tv y Joshua Hammerschlag, del Tec de Monterrey, convocaron a representantes de las principales organizaciones del ecosistema emprendedor social de México y América Latina (Ande, Ashoka, Impact Hub, Make Sense, New Ventures, Posible, Promotora Social México, Sistema B, SVX, Unreasonable Institute México e y Co.) se encargaron de seleccionar a las empresas.

La mayor parte de las empresas elegidas como casos de éxito para esta publicación tienen menos de quince años de haberse formado y han demostrado que es factible combinar el negocio con el impacto social, atacando problemáticas sociales y atendiendo a diversos sectores de la población, que van desde comunidades indígenas hasta habitantes de las grandes ciudades.

Los emprendimientos que se presentan como casos de éxito en este texto son: Blooders, es una start-up mexicana que usa tecnologías de información y la innovación en servicios para escalar la donación de sangre. Échale a tu casa, brinda la oportunidad de tener una vivienda digna y segura a familias que se encuentran en la base de la pirámide. Grupo Murlota, proyecto productivo para fomentar la soberanía alimentaria en zonas rurales de México. Hipocampus, cadena de guarderías que colabora con empresas para disminuir la rotación de personal y ausentismo laboral, Ilumexico emprendimiento que cataliza el crecimiento a través de la energía solar y busca que todos los mexicanos tengan luz. Isla Urbana, atiende la problemática del suministro de agua potable en la periferia de la ciudad de México, Pixza, plataforma de empoderamiento social en la forma de pizzería. Promesa, empresa social que se dedica a desarrollar programas sustentables de alto impacto que resuelven la carencia de educación ambiental. Someone Somewhere, empresa social dedicada al diseño, manufactura y comercialización de prendas de vestir con textiles provenientes de comunidades indígenas y Tierra de Monte empresa que se dedica a la transferencia tecnológica para la producción agrícola en forma de insumos de alta tecnología.

Cada uno de ellos es una lección de empeño y voluntad, que comparten sus claves para equilibrar el plan de negocio con el impacto social. En suma, son una inspiradora lección de vida.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *