Desde el pasado mes de marzo, cuando se declaró la contingencia por COVID19 hemos constatado una caída en el ritmo de generación de empleo, lo que ha dado como resultado que más de un millón de mexicanos a lo largo de todo el país perdieran su empleo y con ello el ingreso de sus familias.

En Jalisco durante mayo, tuvimos una pérdida de 23 mil 471 empleos, en el acumulado enero – mayo el estado tiene una pérdida de 42 mil 375 puestos laborales, es decir que hemos perdido cerca del 82% de lo generado en 2019. Quedando el estado en el lugar número 28 de 32 en cuanto generación de empleo. Con el resultado de mayo se hilan tres meses consecutivos con perdidas y dos con la mayor pérdida desde que se tiene registro.

En el contexto nacional, en el acumulado de los tres meses que se tienen de contingencia se han perdido 1 millón 30 mil empleos. Esta perdida de empleo repercute de manera directa en el bolsillo de las familias, se estima que se han dejado de percibir 420 millones de pesos.

Bajo estas premisas es de gran importancia proteger el ingreso de las familias. Por ello desde Coparmex Jalisco hacemos un llamado para fortalecer la estrategia a través de la coordinación entre los tres ordenes de gobierno, empresarios y sociedad civil para trabajar unidos en beneficio de los jaliscienses y con un solo objetivo: cuidar la salud, salvar los empleos y lograr una pronta recuperación económica.

Share:

administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *