La nueva versión de la facturación electrónica 4.0 ya se ha convertido en realidad en México puesto que en este año se ha hecho vigente este nuevo formato de facturación electrónica y para el 1ro de enero de 2023 será obligatoria para todos los contribuyentes que necesiten emitir la factura electrónica.

El cambio fundamental de esta nueva versión de facturación es la obligatoriedad y validación de que los campos referidos al Emisor y Receptor de la factura sean los correctos. Para esto el Servicio de Administración Tributario SAT ha requerido que estos campos coincidan con el documento Constancia de Situación Fiscal que la misma entidad expide y donde se encuentran estos datos para ser validados.

Los campos fundamentales para validar contra la Constancia de Situación Fiscal son el RFC, Razón Social, Código Postal y Régimen Fiscal del contribuyente, siendo este último el que se hace realmente nuevo para validar si los receptores de facturas tienen registrados su régimen fiscal correcto.

Ahora las empresas para poder facturar deben de solicitar y validar estos campos a sus clientes y empleados, ya que si estuvieran incorrectos la factura daría error y por tanto no se podría timbrar, no se podría comprobar esta operación y además no podría ser deducible este movimiento para el receptor de la factura.

La nueva versión 4.0 además requiere que estos campos estén escritos en mayúsculas, que la razón social no incluya el régimen capital que se pone como sufijo, o sea S.A. de C.V., S. de R.L. de C.V., S.A.S, S.C., A.C., etc. Para el caso de facturas al cliente genérico su código postal debe coincidir con el código postal de la empresa que emite la factura, y en el caso de la emisión de la factura global ahora es necesario también señalar la periodicidad de los tickets o remisiones que contempla, o sea: el período, mes y año que corresponde.

En relación con los complementos de pago, que se utilizan al recibir un pago de un cliente de una factura por adelantado o de crédito, también sufrieron cambios ya que ahora el XML que se genera por este pago debe reflejar los impuestos que corresponde a este pago, sea de IVA, ISR, IEPS y retenciones. Esto requiere que se hagan cálculos extras por el emisor de la factura en cuanto a proporciones de impuestos que corresponden al pago y de redondeos en cuanto a la base e impuesto que se paga en cada caso, sobretodo en el caso de que los pagos se realicen en una moneda diferente a la factura que se está pagando.

Todos estos cambios han traído más complicaciones al momento de generar facturas electrónicas y si bien existe la página del para la facturación gratis la misma no resulta nada cómoda para los clientes ya que no guarda los catálogos que utilizamos ni tiene forma de reutilizar cotizaciones o facturas anteriores para la nueva factura que un usuario quiera generar.

Es por esto que ahora más que nunca se hace necesario el uso de un sistema para facturar en línea en México que nos facilite el proceso y sea completamente en línea para el mayor beneficio de los usuarios finales. Un tipo de página como esta que proporciona la empresa Villanett en Jalisco ayuda en la emisión de la facturación electrónica 4.0 al garantizar la captura y almacenamiento de datos de clientes, productos, generación de cotizaciones y emisión de factura electrónica y complemento de pago que se puede usar por Internet, ya sea desde una computadora, una Tablet o un celular inteligente.

Sigue quedando de la parte de la empresa la captura y validación de los datos de Emisor y Receptor por eso es recomendable siempre validar esta información contra la constancia fiscal emitida por el SAT.

De todas formas hay otros medios de consultar el RFC de las personas físicas a través de Internet que puede servir como un primer acercamiento, pero siempre es recomendable utilizar la constancia de situación fiscal.

La validación final de que los datos del emisor y receptor sean los correctos se realiza al momento de dar click en Facturar en nuestra aplicación, ya que es ahí cuando el proveedor autorizado de certificación valida la información y levanta un error en caso de ser incorrecta.

Por último nos sumamos al llamado del SAT en no abandonar este proceso de migración a la nueva versión de facturación electrónica, informarnos de los nuevos cambios y adoptar lo más pronto posible la versión 4.0, para tener tiempo de validar errores que pudieran salir y garantizar que nuestras facturas se emitan correctamente.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.