En los últimos años se han creado en México una serie de emprendimientos sociales que buscan impactar en algunos de los sectores en los que el Gobierno y las empresas privadas no han podido o querido penetrar. Su objetivo principal es elevar el nivel de vida de ciertos segmentos de la población. 

LID Editorial Mexicana, IPADE Publishing y el Centro de Investigación en Iniciativa Empresarial Ernest & Young han coeditado Modelando el emprendimiento social en México con el objetivo de ofrecer a los actores de estos ecosistemas una guía completa y amplia que les facilite su labor. Esta obra reúne en un mismo tomo rigor académico y ejemplos de prácticas exitosas a través de casos de éxito de emprendimientos.

Diecisiete fueron los autores de diversas instituciones como el IPADE, la UDEM, la UPAEP, el Rollins College, la Universidad Anáhuac, el Tec de Monterrey y el EGADE y de diversas áreas académicas que colaboraron en el desarrollo de esta obra, con lo que consiguieron presentar los matices de estas empresas dentro de la diversidad mexicana.

Para lograr una guía completa y útil para los emprendedores, en el libro se desarrollaron varios temas: 1) el proceso, soluciones emprendedoras e innovadoras; 2) la persona, características, y motivaciones del emprendedor; 3) la organización, incluyendo el modelo de negocios y las formas legales de la empresa social; y 4) el ambiente, contexto, sociedad en donde emergen las actividades emprendedoras y donde se efectúan.

A lo largo de las páginas de esta publicación se pone de manifiesto que si el Gobierno trabaja en conjunto con la sociedad en general, pueden crear programas de colaboración para propiciar la mejora de los índices de bienestar de los sectores más desfavorecidos. Al mismo tiempo, en nuestro país sigue siendo un reto el poder consolidar una plataforma legal que mejore el desarrollo de capacidades para el emprendimiento social en México. El ritmo en que ha avanzado este ha sido más rápido que la velocidad en que han evolucionado las políticas públicas y los marcos legales.

En los temas de emprendimiento se habla a menudo de los retos que enfrentan los creadores de estas empresas sociales. Entre estos se encuentran la administración financiera del negocio, la necesidad de dar resultados tanto para la causa social como para la comercial y la dualidad de su identidad, en la que coexisten rasgos de una empresa for profit y los fines de carácter social. 

En cuanto a los actores del ecosistema de emprendimiento social en México, hay cuatro grupos en la red: fondos públicos; instituciones académicas y su rol como formadoras y promotoras; empresarios y emprendedores sociales; y las entidades del tercer sector, como las ONG y las comunidades de emprendimiento social. La participación de todas ellas se describe ampliamente en el libro.

Como toda empresa comercial, también los emprendimientos deben tener clara la estrategia, la misión y la visión para plantear la ruta crítica que seguirán. El emprendimiento social cubre el propósito de generar valor social, reducir problemas sociales, llenar vacíos o mitigar fallas que han dejado los mercados; pero, al mismo tiempo, para ser un modelo funcional debe operar con la misma disciplina financiera y la efectividad en la gestión que cualquier empresa del sector privado. Cabe mencionar aquí que, en un afán de ser coherentes, los emprendimientos sociales, además de impactar en la sociedad, pretenden hacerlo también ambientalmente y así buscar un equilibrio económico.

Sin temor a equivocarnos, estamos seguros de que esta obra representa la mejor opción en México para todos aquellos que deseen saber más sobre emprendimientos sociales, ya sea que deseen ser parte de este modelo de empresa o que se dediquen a la academia.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *